TEPT: ¿que es y como tratarlo?

Todos tienen buenos y malos recuerdos en su historia de lo que vivieron o experimentaron con otras personas. Algunos de estos recuerdos son traumas reales que atormentan y provocan síntomas con los que es difícil convivir, que pueden dar lugar a una Trastorno de estrés postraumático, o el conocido Trastorno de estrés postraumático.

O Trastorno de estrés postraumático, aunque poco conocido, ya que a veces no se diagnostica, hoy afecta a 2 millones de personas en Brasil, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En datos más generales, el PTSD afecta aproximadamente 9% de las personas en algún momento de la vida y el 4% de los adultos.

Es decir, no es necesario ir muy lejos e imaginar grandes hechos históricos para clasificar un estrés postraumático, puede ser en hechos cotidianos, como sufrir un acto violento, acoso escolar o un accidente automovilístico, por ejemplo.

Entonces, entendamos mejor qué es, cuáles son los síntomas y los tratamientos, para que pueda aprender sobre este tipo de trastorno y comprender mejor si su malestar o el de alguien cercano necesita apoyo.

¿Qué es el trastorno de estrés postraumático?

Trastorno de estrés postraumático o Trastorno de estrés postraumático es uno de los tipos de trastornos de ansiedad que involucran síntomas físicos, emocionales y psicológicos, debido a las consecuencias de una experiencia traumática que ha amenazado la vida de sus seres queridos o de usted mismo.

El TEPT implica, sobre todo, recuerdos que nos devuelven al episodio ocurrido, como si hubiera vuelto a ocurrir, trayendo sufrimiento y dolor, como si fuera la primera vez. Este recuerdo también se conoce como resurgimiento y causa trastornos mentales y neurofisiológicos.

Los estudios afirman que entre el 15% y el 20% de las personas que han estado o han estado involucradas en casos de agresión física, abuso sexual, violencia urbana, tortura, asaltos, secuestros, desastres naturales, guerras y terrorismo, desarrollan PTSD, pero la mayoría solo recurre a la ayuda dos años después de la primera crisis.

Factores de riesgo

Podemos considerar como factores de riesgo para el desarrollo de TEPT, principalmente, eventos traumáticos ocurridos en la niñez y adolescencia, como violencia doméstica, bullying, autismo, dificultades de aprendizaje por trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), problemas de habilidades sociales y otras situaciones. de socialización que muchas veces pasan desapercibidas.

Durante esta fase de desarrollo personal, es muy común que la violencia estructural y social, como las desigualdades, sean factores de riesgo inminentes para la construcción de una vida adulta marcada por el trauma.

TEPT: síntomas

El trastorno por estrés postraumático puede presentar síntomas que se clasifican en grupos:

  • Reexperiencia traumática: recuerdos espontáneos, recurrentes e involuntarios, también llamados flashbacks, del evento traumático;
  • Evitación y aislamiento social: eliminación de cualquier estímulo que provoque el ciclo de recuerdo del trauma;
  • Negatividad: sentimientos de incapacidad para protegerse del peligro, sentimiento de vacío y pérdida de esperanza en el futuro;
  • Hiperexcitabilidad psíquica y psicomotora: episodios de pánico con síntomas físicos, como taquicardia, calor, dolores de cabeza, miedo a morir y mental, insomnio, problemas de concentración, irritabilidad, reacciones de escape y alerta (hipervigilancia);
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC): posibilidad de desarrollar acciones repetitivas para compensar o ajustar la tensión y la ansiedad.

Estos síntomas se pueden observar en diferentes grados y ocurrencias variadas, por lo que no podemos considerar que todo ocurrirá simultáneamente. Además, incluso si considera experimentar la mayoría de los síntomas del trastorno, solo un especialista puede hacer un diagnóstico.

PTSD: tratamiento

El tratamiento del TEPT apunta a los siguientes aspectos:

  • Reducir los síntomas
  • Mejorar las habilidades sociales en la familia, entre amigos y en el trabajo.
  • Tratar posibles evoluciones del trastorno en distimia, depresión, adicciones y otras complicaciones emocionales.
  • Crear un entorno emocional favorable para el mantenimiento de las actividades del día a día.

Entre las opciones de tratamiento más efectivas se encuentra la psicoterapia y la terapia cognitivo-conductual (TCC), con o sin control de medicación de ansiolíticos o antidepresivos.

Cabe recordar que solo el médico podrá definir el diagnóstico de TEPT, según los síntomas y la recurrencia de los episodios, así como prescribir psicoterapia y referencia de fármacos.

¿Se puede curar el trastorno de estrés postraumático?

El PTSD es un problema crónico que puede durar toda la vida y, por lo tanto, no tiene cura. Con tratamiento es posible reducir los síntomas, la frecuencia de situaciones traumáticas y ayudar a mantener una vida más equilibrada sin tantos trastornos emocionales.

Por eso, es muy importante que, ante cualquier manifestación de síntomas o post-trauma, busques ayuda de un especialista para que el tratamiento sea aún más efectivo.

Viviendo mejor con PTSD

Además del tratamiento, existen medidas que puedes tomar en tu vida que pueden generar comodidad y mejorar tu experiencia:

  • Practica actividades físicas con regularidad: mejora no solo nuestra estructura corporal, sino que también aporta varios beneficios a nuestro organismo, como mejoras en la circulación y liberación de endorfinas y serotoninas;
  • Apostar por actividades grupales: ya sea en el deporte o como pasatiempo, esta práctica le ayudará en su capacidad para socializar;
  • Meditación: el mindfulness y otras técnicas de relajación pueden ser extremadamente efectivas en momentos críticos, además de traer más equilibrio emocional a su vida;
  • Evita los malos hábitos: el exceso de alcohol, tabaco y drogas altera su estado mental y de salud;
  • Entorno armónico: ya sea en el trabajo o en casa, vivir en ambientes de afecto y productividad promoverá la motivación para seguir adelante;
  • Recibe terapia: la terapia lo tratará de sus síntomas de TEPT, además de brindarle otras herramientas importantes para que se desarrolle como persona, como el autoconocimiento y la inteligencia emocional.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *