¿Por qué ser feliz te convertirá en una persona más saludable?

En una rutina agitada, llena de desafíos, estrés, intensas horas de trabajo y tráfico, puede ser difícil considerar a alguien feliz. Sin embargo, cuando podemos encontrar una manera de adaptar este sentimiento a nuestra vida diaria, estamos un paso más cerca de ser más saludables. Entonces, pon ser feliz a un lado e ir al gimnasio en tu lista de actividades.

Ser feliz ayudará a tu sistema inmunológico, fortalece su corazón, disminuye el dolor y el estrés, además de hacerte vivir mucho más tiempo. Pero, ¿qué es, después de todo, ser feliz? Aunque el concepto de felicidad es algo abstracto y discutido por diferentes líneas filosóficas, existe un denominador común: ser feliz es sentirse satisfecho con uno mismo y con las personas que le rodean. El filósofo Epicuro, que vivió en Grecia en el IV aC, dijo que «el hombre sereno busca la serenidad para sí mismo y para los demás».

¿Y tu? ¿Estás listo para buscar la felicidad y la salud? Vea los beneficios que la felicidad puede traerle:

¿Beneficios de la felicidad en tu día a día?

¿Cómo puede influir la felicidad en tu salud? Algunos estudiosos dicen que estar sano puede influir en el sentimiento de felicidad, pero también puede ocurrir lo contrario, formando así una especie de círculo virtuoso. Lo cierto es que la felicidad y la salud están indisolublemente unidas. Enumeremos aquí 3 beneficios que te animarán a ser feliz:

  • Tu corazón se fortalecerá: cuando estamos felices, los niveles de estrés disminuyen, lo que altera nuestros latidos al bajar la presión arterial, lo que puede traer beneficios a los pacientes hipertensos. Un estudio de 2008, un estudio de 76 personas, encontró que las personas felices, incluso aquellas con enfermedades cardíacas, mostraban corazones más sanos cuando decían que eran felices.
  • Disminuye la sensación de dolor: sentirse infeliz puede hacer que sienta más dolor. Un estudio realizado con mujeres que tenían artritis mostró que aquellas que tenían emociones más positivas experimentaban menos dolor.
  • Fortalece tu sistema inmunológico: ¿alguna vez llegaste a casa después de llover y pensaste: me voy a enfermar? Es muy posible que al día siguiente ya esté experimentando síntomas de esa gripe. La verdad es que las personas más positivas y felices están menos enfermas. Varios estudios muestran, en diferentes tipos de enfermedades, que ser más feliz puede ser un escudo que te protege de alguna forma.

Tres consejos para ser feliz

  • Practica ejercicio físico: elige tu actividad física favorita: bailar, correr, andar en bicicleta, etc. Cualquier práctica que mantenga su cuerpo activo y saludable ayudará a aumentar sus niveles de endorfinas. Esta sustancia tan necesaria nos da una mayor sensación de satisfacción y bienestar. ¡Así que muévete!
  • Medita – Independientemente del estilo que elijas, encontrarás que meditar te dará más calma, concentración y reducirá el estrés. Todo esto allanará el camino para que te sientas aún más feliz. La meditación también ayuda a controlar la ansiedad, que es uno de los pasos para ser feliz.
  • Sea agradecido: identificar las cosas buenas que existen en nuestra vida, apreciarlas de una manera profunda y verdadera, pone todo lo demás en perspectiva y nos hace darnos cuenta de las razones profundas por las que debemos ser felices.

¿Fue más fácil ser feliz después de ese texto? Lea más sobre el desarrollo personal en nuestro blog.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *