Mindfulness: conoce que es y como aplicarlo en tu vida diaria

La falta de atención en el momento presente es una constante en nuestra rutina. Apenas somos 100% conscientes de las tareas que estamos realizando o de lo que alguien está hablando. Bien, sabemos que no es tan simple si consideramos tantos estímulos que recibimos, pero lo que verá aquí es que el Consciencia viene a demostrar que es posible realizar cambios en este comportamiento.

Según la Universidad de Harvard, que publicó un estudio reciente, nuestras mentes están dispersas y distraídas en nuestros pensamientos casi el 47% del tiempo. Es como si la mitad de la vida estuviéramos pensando en el pasado y el futuro, olvidándonos del presente.

Esta dispersión provoca varios otros síntomas y problemas relacionados con el bienestar, como la ansiedad y el estrés, además de perjudicar nuestra felicidad con los logros y momentos presentes.

Consciencia Parece complicado, pero ya lo puedes ver en conversaciones corporativas en el trabajo o en grupos enfocados al bienestar emocional. Por ello, te explicaremos cómo funciona esta práctica científicamente probada y cómo puedes aplicarla a diario.

¿Qué es la atención plena?

Básicamente, consciencia, o atención plena, es la práctica de estar en el momento presente de la manera más consciente posible. Esto significa estar atento a cada movimiento, situación, respiración.

En otras palabras, significa «estado mental alcanzado al enfocarse en la conciencia en el momento presente, mientras reconoce y acepta con calma sus sentimientos, pensamientos y sensaciones corporales».

En otras palabras, es dejar de lado las distracciones, los pensamientos externos y los sentimientos previos, para sentir, escuchar, vivir intencionalmente la situación actual en plenitud.

El ejercicio es intencional, ya que requiere dedicación y autorregulación por parte de cada individuo para lograr los resultados. Entonces, podemos decir que las técnicas de atención plena son básicamente actividades que conectan acción y pensamiento.

Otro punto interesante es que Mindfulness también se conoce como Psicología del Mindfulness, en la que el psicólogo trabaja la disciplina de la mente con el objetivo de incrementar el enfoque.

¿Cuáles son los beneficios de la atención plena?

Consulta los 10 principales beneficios del Mindfulness para tu salud y para tu día a día:

  • Ayuda a desarrollar la inteligencia emocional y la empatía;
  • Profundiza tu autoconocimiento;
  • Aumenta su capacidad de concentración;
  • Contribuye al control del estrés y la ansiedad;
  • Reduce el riesgo de insomnio;
  • Mejora sus relaciones personales;
  • Reduce el envejecimiento cerebral;
  • Aumenta su capacidad de memoria;
  • Disminuye el impacto de los pensamientos negativos;
  • Fomenta tu creatividad.

Todos estos aspectos se pueden aplicar en la vida personal y profesional, por eso la técnica del mindfulness está tan extendida entre profesionales y estudiantes.

Mindfulness y psicoterapia

Como ya hemos comentado aquí, el Mindfulness también puede reconocerse como un aspecto entre las terapias. Esto se debe a que, muchos de los beneficios que enumeramos que surgen de la práctica pueden ayudar en el tratamiento de trastornos como la ansiedad, el síndrome de Burnout e incluso la depresión.

Cabe recordar que solo Mindfulness no reemplaza ninguna etapa del tratamiento, es solo una herramienta más accesible a los profesionales en psicología y psiquiatría para trabajar durante un tratamiento.

¿Quién es Jon Kabat-Zinn?

Cuando busque Mindfulness en Internet, sin duda encontrará referencias a Jon Kabat-Zinn. Kabat-Zinn es un médico y profesor estadounidense, fundador de Stress Reduction Clinic en Massachusetts y uno de los pioneros en el desarrollo de investigaciones para la experimentación de la meditación Mindfulness.

La importancia de hablar de Kabat-Zinn, además de su referencia como experto en el tema, es que muchas personas tienen prejuicios contra el Mindfulness porque creen – erróneamente – que la técnica está asociada a la religión, como el budismo.

Kabat-Zinn y otros eruditos, buscan comprender la técnica y no presentan el Mindfulness como una meditación común de prácticas religiosas, sino más bien para prevenir y reducir el estrés. Su teoría, enseñanzas y estudios se pueden desarrollar más en su libro «Dondequiera que vayas, ahí estás: meditación de atención plena en la vida cotidiana».

Hay otros autores y expertos de renombre que también presentan al lector más detalles sobre el tema, como Mark Williams, Phd y profesor de la Universidad de Oxford, y Tiago Tatton, Phd brasileño y pionero en el país.

¿Cómo practicar la atención plena?

Separamos un paso a paso con siete ejercicios para que experimentes Mindfulness:

Presta atención a tu respiración

Aquí la idea es que puedas ver cómo entra y sale el aire cuando respiras. Con este ejercicio, que puedes realizar nada más despertar y a lo largo de tu día, podrás ver cómo cambia y cómo interfiere con tus acciones. El encuentro con tu respiración es también un encuentro contigo mismo.

Ejercita tu capacidad para escuchar

¿Cuántas veces no está de acuerdo o en desacuerdo con algo de lo que alguien está hablando, incluso antes de que esa persona termine de hablar? Mindfulness propone que escuches, absorbas y pienses en lo que se dice, antes de dar una opinión superficial o superficial.

Fíjate en la forma en que comes

Comer no es solo el acto de satisfacer algún deseo o mantenerse vivo, así que mantente tranquilo al comer, fíjate qué olores y texturas de lo que te está alimentando, cuida tu masticación y nota el trabajo de tu cuerpo durante la merienda.

Fíjate como caminas

¿Has notado cómo caminas? Y como corres Durante esta actividad tan rutinaria, ni siquiera nos damos cuenta de cómo caminamos, respiramos, caminamos o corremos. El acto de caminar parece simple, pero involucra diferentes partes de su cuerpo, entonces, ¿qué tal entender cuál es su actitud?

Hábitos rutinarios

Todos orinan, se bañan y se cepillan los dientes todos los días, pero ¿has notado a dónde van tus pensamientos mientras practicas estas acciones? ¿Y por qué no centrarse simplemente en realizar estas actividades, sin pensar en otras tareas que han sucedido en el pasado o que aún no han sucedido?

Date cuenta del entorno en el que te encuentras

La vida es la convivencia diaria con múltiples personalidades, estados de ánimo y estados de ánimo. Así que sienta lo que vibra a su alrededor y tenga respuestas más asertivas.

Tomar descansos cortos

Corremos tanto que nos olvidamos de absorber las sensaciones y los beneficios de lo que acabamos de hacer y ya pasamos al siguiente. Ser proactivo ayuda a tener más dinamismo, pero también nos deja ciegos para celebrar pequeños logros o aprender de posibles errores.

Mindfulness en el trabajo: ¿cómo practicar?

Después de los consejos más generales, que se pueden aplicar tanto en la vida diaria como en breves momentos en el trabajo, ahora entenderemos de manera más asertiva cómo se puede mejorar en el trabajo con esta técnica.

Deja la vida personal sin trabajo

Es difícil desconectar los problemas personales del tiempo que pasamos en el trabajo y viceversa. Pero es de suma importancia mantener toda tu atención en el momento presente, que alejes esos pensamientos momentáneamente, para rescatarlos solo en el momento en que realmente puedas resolver o actuar, es decir, fuera de horas.

Respire profundo

Antes de comenzar sus actividades, tómese de cinco a diez minutos para respirar y comprender cómo está su respiración. Esto te ayudará a traer calma y concentración para comenzar las tareas.

Olvídate de las distracciones

Si sabe que los teléfonos móviles y las redes sociales interfieren con su concentración, intente dejar el dispositivo a un lado. Si la tarea es realmente difícil de realizar, simplemente desactive las notificaciones durante la ejecución de sus tareas y vuelva a la adicción digital en los momentos de pausa.

Planifique su horario y tareas

Hacer muchas tareas al mismo tiempo no te convierte en un profesional proactivo o competente, así que antes de comenzar a trabajar, haz una lista de tus prioridades, revisa tus correos electrónicos y tu agenda de citas.

Ah, y asegúrese de revisar nuestro podcast sobre atención plena y autogestión con Regina Gianetti.

Todavía en correos electrónicos

La bandeja de entrada de nuestros correos electrónicos parece no tener fin y muchas veces la tarea de revisarlos siempre puede distraernos de otras actividades que debemos realizar en ese momento. Los expertos dicen reservar solo dos veces al día para actualizar sus correos electrónicos es suficiente, pero si esto no se aplica a usted, intente crear una rutina de periodicidad para leer y responder.

Reuniones más productivas

Cuántas veces no has escuchado la frase “esta reunión podría ser un correo electrónico”, y esto se debe a la falta de enfoque y estrategia de las personas a la hora de programar estas reuniones. Facilite su tiempo y haga que las reuniones sean más productivas estableciendo prioridades, responsabilidades y temas a resolver.

Recarga tu energía

Cada hora o dos, o hasta el final de una tarea agotadora, tome pequeños descansos de tres a cinco minutos para evitar sobrecargar su cuerpo y mente. Aquí vale la pena rehacer los ejercicios para enfocarse en la calidad de su respiración que discutimos anteriormente.

¿Cómo empezar a practicar la atención plena?

Además de las técnicas más inmediatas que hemos traído aquí como tip, también podemos indicarte que busques ayuda de tu terapeuta para que te oriente a adaptar esta práctica de la mejor manera posible en tu rutina.

Si aún no tiene un especialista que pueda ayudarlo con esta tarea, en Psicology tenemos profesionales listos para ayudarlo. Ahora, aparentemente, las excusas se acabaron, ¿verdad? Ponte a prueba para vivir mejor hoy.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *