Miedos y fobias: aprenda a superar y afrontar

No gustarle la altura, preferir no conducir, evitar hablar en público o elegir viajar en coche y autobús, en lugar de en avión, son algunos de los problemas cotidianos a los que nos podemos enfrentar. Y cuando ese miedo y vacilación se conviertan miedo y fobia, ¿que hacer?

No tomar tus sentidos tan en serio sobre algo que evitas hacer puede no ser la mejor salida, después de todo, solo escondes ese sentimiento por un tiempo, pero siempre permanecerá ahí, en alguna parte.

Muchas veces nos da vergüenza exponer estos temas nuestros y, por ello, es tan común que sustituimos una acción para superarlo y hacerlo.

Entonces, entendamos un poco mejor el significado del miedo y la fobia, para que te familiarices con estas sensaciones, comprendas qué te está causando tanta incomodidad y comprendas cómo vas a ganar.

¿Qué es el miedo y la fobia?

O temor es una sensación y reacción natural de los humanos, que actúa como nuestro aliado, señalándonos de los peligros reales. Es el resultado de amenazas a nuestra rutina de supervivencia.

La fobia es este sentimiento de miedo de forma marcada, excesiva e incluso excesiva lo que ocurre como predicción, es decir, incluso antes de que ocurra la situación, provocando grados muy altos de ansiedad.

Porque saber que la fobia no siempre se considera una enfermedad, puede ser un síntoma provocado por otro trastorno.

En cualquier caso, no debemos descartar esta sensación de miedo excesivo e incluso inconsistente con la situación, ya que es algo completamente diferente a tener una ansiedad natural para todos.

¿Cuál es la diferencia entre miedo y fobia?

La fobia suele durar más que el miedo provocando reacciones psicológicas y físicas, pudiendo incluso comprometer la calidad de vida de quien la siente, paralizando algunas actividades y rutina.

También podemos considerar que la fobia tiene diferentes motivaciones y, por tanto, se clasifican en cinco tipos:

  • Fobias a los animales;
  • Fobia a situaciones específicas, como la altura, viajar en avión o ascensor, miedo a conducir;
  • Heridas, inyecciones y sangre;
  • Fobias de actividades de la naturaleza, como inundaciones, terremotos y tormentas eléctricas;
  • Fobias sin una clasificación específica, que van desde el miedo a tener una enfermedad, hasta el miedo a estar solo, a la oscuridad o al matrimonio.

Conoce cada una de las fobias existentes:

  • Fobia social: miedo a la exposición y a las personas;
  • Agorafobia: miedo a las multitudes y los espacios abiertos;
  • Aracnofobia: miedo a las arañas;
  • Claustrofobia: miedo a los lugares cerrados;
  • Acrofobia: miedo a las alturas;
  • Glosofobia: miedo a hablar en público;
  • Aerofobia: Miedo a volar;
  • Zoofobia: miedo a los animales;
  • Tripofobia: miedo a los agujeros;
  • Nictofobia: miedo a la noche oa la oscuridad.

¿Cuáles son las causas de los miedos y las fobias?

Al parecer, las causas de los miedos y las fobias se desconocen en el ámbito médico y psicológico.

Se cree que muchos tienen su origen en cuestiones relacionadas con la historia familiar y el medio ambiente y traumas de situaciones pasadas, ya sean sociales, personales o momentáneas.

Como ya hemos comentado aquí, muchas de estas ansiedades irrazonables están relacionadas con varios factores que pueden no haber sido resueltos emocionalmente y que terminan convirtiéndose en diferentes trastornos.

Miedos y fobias: síntomas

Los síntomas de miedos y fobias dependerán mucho del tipo de miedo y fobia que tengas, pero se pueden observar algunas características más generales como comunes a todo aquel que presente los síntomas:

  • Voluntad de evitar personas, situaciones o algo que le incomode;
  • Sensación de pánico, terror o temblores incontrolables;
  • Síntomas de ansiedad con intensidad;
  • Taquicardia, problemas para respirar y sudoración;
  • Incapacidad para controlar el miedo, aunque no exista un riesgo real;
  • Necesito escapar.

Diagnóstico

No existe una prueba de laboratorio para definir un diagnóstico de fobia, sino una conclusión basada en una entrevista clínica, preferiblemente con un psiquiatra.

¿La fobia es curable?

En esto, no podemos concretar que se puedan curar todos los tipos de fobia, todo dependerá de la eficacia y compromiso con el tratamiento, y de la intensidad de estos síntomas a trabajar.

¿Cómo tratar los miedos y las fobias?

El tratamiento de la fobia y los miedos tiene como objetivo reducir los síntomas, especialmente la ansiedad, provocados por cuestiones ilógicas e irracionales, actuando directamente sobre la causa y enseñando a manejar las reacciones físicas y emocionales.

La psicoterapia es sin duda el remedio más adecuado para estos casos, pudiendo ir acompañada de tratamiento farmacológico o no, que será definido por el psiquiatra tras la valoración.

Solo un especialista podrá determinar la mejor medicación y la dosis correcta para lo que está pasando.

Por lo tanto, no intente optar por esta alternativa por autoprescripción, incluso puede agravar sus síntomas.

Posibles complicaciones

Como mencionamos al comienzo del artículo, estas fobias pueden llegar al nivel de perturbar la calidad de vida de una persona y obstaculizar algunas acciones simples en su rutina.

Estas complicaciones pueden ocurrir, principalmente, con personas que evitan un tratamiento adecuado.

Conoce a algunos de ellos:

  • Aislamiento social: evitar personas y lugares, dañando la vida personal y profesional;
  • Desórdenes de ansiedad: el empeoramiento puede desencadenar otros síndromes e incluso depresión;
  • Adicciones: el desafío de vivir con una fobia, puede resultar en el abuso de sustancias de relajación social, por ejemplo, como el alcohol y las drogas;
  • Posibilidad de desarrollar pensamientos suicidas.
  • Es importante que se consulte a un médico ante los primeros signos y síntomas, para evitar mayores complicaciones.

Los secretos para superar el miedo

Evidentemente el tratamiento con un especialista es la opción más eficaz, ya que se trata directamente de la causa de tus sentimientos y sensaciones, pero hay algunos consejos que puedes adoptar y empezar a aplicar en tu vida:

¿De que tienes miedo?

¿Alguna vez te has preguntado qué ha estado provocando tu bienestar?

Aunque pueda parecer obvio, a menudo confundimos el origen de todo el problema.

Provoca esta curiosidad en ti y, si es necesario, anótala y repítela hasta el final hasta que tengas la sensación de malestar.

No te lo guardes para ti

Hablar con otras personas y revelar tus sentimientos, además de ayudarte a identificar un punto de apoyo, te desahogas y te quitas un peso de encima para mantener todo lo que sientes solo para ti.

Trabaja en tus diferentes miedos

Todos pueden tener diferentes miedos y fobias y, en consecuencia, desencadenan una serie de síntomas. Haga el ejercicio de crear una jerarquía para comenzar a trabajar en su problema principal dentro de toda esta historia.

Aprender a relajarse

Aprenda y use técnicas de relajación y respiración. Meditar o practicar la atención plena te brindará herramientas y habilidades para que las uses en situaciones de angustia emocional.

Ser positivo

Convierte tu miedo en pensamientos positivos, incluso si es una tarea muy complicada. Recuerda que los buenos pensamientos atraen cosas buenas.

Concéntrese en los recuerdos hermosos y felices para aliviar la negatividad.

Tener hábitos saludables

Hacer ejercicio no solo es importante para su salud física, sino también mental.

Además, comer y descansar pueden contribuir en gran medida a lograr el equilibrio emocional.

Paciencia

Como la mayoría de las cosas en nuestra vida, tener paciencia es una virtud para superar la adversidad. El tiempo y el esfuerzo son parte del proceso de logro.

Terapia

No tenga miedo de buscar ayuda y recibir terapia. Verás que, además de superar miedos y fobias, desarrollarás habilidades sociales, inteligencia emocional y tendrás más autoconocimiento, factores muy importantes para nuestro crecimiento personal e incluso profesional.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *