Anorexia: entienda que es este trastorno alimentario

Anorexia se trata de un trastorno de la imagen de sí mismo muy grave que afecta a la salud de quienes lo padecen. Sabemos que todavía hay un estándar de belleza impuesto por la sociedad, principalmente con la exposición en los medios, incluso con la lucha por la aceptación de los cuerpos reales.

Esto estimula la búsqueda del cuerpo perfecto, con vientre plano, sin grasa y libre de flacidez. Esta ilusión hace que los trastornos alimentarios como la anorexia y la bulimia sigan siendo una realidad. Para combatir esta disfunción social, es importante comprender qué es la anorexia y cuáles son las consecuencias para el organismo.

¿Qué es la anorexia?

La anorexia es una desorden alimenticio que afecta a personas de ambos sexos y es más común entre los jóvenes. La persona anoréxica está obsesionada con la delgadez y esto puede ocasionarle graves problemas de salud. La anorexia tiene un origen psicológico. Es decir, cuando una persona se mira al espejo se ve con sobrepeso, por muy delgado que sea.

Además, las personas con anorexia dejan de comer y siguen buscando formas de adelgazar aún más, como exagerar las actividades físicas, usar laxantes y diuréticos, ayunar y forzar el vómito. Todo esto hace que el organismo decaiga, alcanzando un grado excesivo de desnutrición e incluso puede llegar a provocar la muerte.

¿Cómo identificar a una persona anoréxica?

La característica principal de esta enfermedad es la delgadez excesiva. Con anorexia, el paciente puede quedarse con los huesos expuestos y desarrollar otros problemas debido a la falta de nutrientes, como alopecia, por ejemplo.

Sin embargo, la obsesión por la delgadez no es la única síntoma de anorexia. Así que esté atento a otras señales de advertencia que pueden ayudarlo a identificar a una persona que necesita ayuda:

  • Negarse a participar en las comidas familiares
  • Preocupación exagerada por la cantidad de calorías en los alimentos
  • Abuso de actividades físicas
  • Interrupción del ciclo menstrual, conocida como amenorrea.
  • Depresión
  • Comportamiento obsesivo compulsivo
  • Labios secos
  • Piel seca cubierta de lanugo, vello fino y alargado que crece en determinadas partes del cuerpo, similar a la barba de maíz
  • Fatiga muy cansado y constante
  • Disfunción eréctil y pérdida de la libido.
  • Desmayo
  • Mareo
  • Problemas de presión arterial baja

De todos modos, estos son algunos síntomas habituales en las personas que padecen este trastorno. Entonces, si estás pasando por esto o conoces a alguien que lo esté, no dudes en buscar ayuda. ¡No tienes que lidiar con esto solo!

Posibles causas de la anorexia.

No existe una causa exacta, porque además de ser un trastorno alimentario, también es psicológico. Por tanto, su causa puede cambiar de persona a persona y dependerá de factores genéticos y experiencias personales. En general, las razones más comunes son:

  • Predisposición genética
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Presión familiar y social
  • Cambios neuroquímicos en el cerebro. En este caso, hay una falta de control en los niveles de serotonina y norepinefrina en el cuerpo.

Tipos de anorexia

La anorexia también se conoce como anorexia nerviosa. Pero, después de todo, ¿qué es la anorexia nerviosa? Es el miedo extremo a engordar, tras la búsqueda excesiva de adelgazamiento. Esto se debe a la distorsión de la imagen corporal. La persona entonces comienza a dejar de comer poco a poco.

La anorexia nerviosa se divide en dos tipos: la restrictivo, en el que la persona limita su alimentación, pero no practica purgas, como inducir el vómito o tomar laxantes. Además, es común que estas personas también exageren en las actividades físicas.

El otro tipo de anorexia es el atracón o el tipo purgante. En este caso, la persona también limita su comida, pero tiene períodos de atracones, seguidos de purgas a intervalos regulares para «deshacerse» de lo que ha comido.

Tratamientos para la anorexia

El primer paso es diagnosticar la anorexia mediante una evaluación médica y pruebas para analizar los problemas que ocasiona la enfermedad. Solo entonces la persona debe comenzar el tratamiento con un equipo multidisciplinario.

El tratamiento se realiza con asesoramiento psicológico y formas alternativas de tratar la ansiedad y la depresión. En algunos casos, es posible que el médico le recete medicamentos para ayudar a controlar. Sin embargo, lo más adecuado es la terapia y los cambios de hábitos.

Después de ese primer momento, la persona se somete a una reintroducción gradual de alimentos, para evitar daños en el cuerpo y que el cuerpo se acostumbre nuevamente. El objetivo es recuperar un peso saludable. Idealmente, el paciente aumentará entre 0,5 y 1,4 kg por semana, que es el aumento de peso que se considera seguro.

Además, es muy importante que la persona busque el apoyo de familiares y amigos. Es fundamental que el anoréxico no se aísle y reciba apoyo y cariño en este momento difícil.

Es decir, el primer paso es aceptar que tiene un trastorno alimentario. Es un proceso largo y difícil. Buscar el tratamiento adecuado y continuar con el seguimiento médico y psicológico es vital para que no haya recaídas y el paciente finalmente pueda decir “superé la anorexia”.

O Psicology es la mayor red de videoconsultas con especialistas en bienestar emocional, donde tienes acceso a más de 100 especialistas en cualquier momento y lugar.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *